Gestión de incidencias para Smart City

El software de gestión de incidencias, como hemos visto en otras secciones, es una herramienta muy útil y poderosa para controlar el flujo de resolución de problemas y contratiempos que puedan surgir dentro de una empresa, ya sea propia o de posibles clientes. Su rápido desarrollo y su cada vez mayor capacidad técnica, ha convertido a estos programas en un utensilio muy apreciado para ser usado dentro de lo que hoy en día se conoce como la Smart City.

¿Qué es una Smart City? 

Una Smart City o “ciudad inteligente”, es una urbe que se dota de ciertos avances tecnológicos para conseguir aumentar la calidad de vida de sus ciudadanos. Estos avances permiten lograr ciertos objetivos muy interesantes como son una mejor eficiencia energética, un mejor aprovechamiento de los recursos, una mayor concienciación de los ciudadanos respecto a su entorno, favorece conocer cuales son las necesidades de la localidad y ofrece una mejor vía de comunicación con las Administraciones Públicas. 

Y es en este último punto donde más provecho se les puede sacar a los softwares de gestión de incidencias orientados a las ciudades. 

¿Cómo se relaciona una Smart City con los softwares de gestión de incidencias? 

Como en cualquier ciudad del mundo, casi diariamente, suceden incidentes en forma de roturas, desperfectos, mobiliario estropeado, escapes, deficiencias estructurales… Pues bien, todos estos sucesos pueden ser informados por parte de los ciudadanos a sus administraciones públicas para que solucionen convenientemente cada uno de estos casos. 

El verdadero potencial de este tipo de software reside, precisamente, en la capacidad de cualquier persona a informar de manera inmediata, e incluso, de tener conocimiento de cuál es la evolución de su resolución.

Partes de un software de gestión de incidencias para Smart City

A diferencia de otros programas orientados a empresas, estos softwares tienen que tener ciertas características teniendo en cuenta quienes van a ser sus usuarios. Por otro lado, estos softwares están divididos en diferentes herramientas que forman un sistema completo e integral. Veamos cuáles son:

APP – Portal para el ciudadano 

El primer eslabón de esta cadena es una aplicación móvil o una página web donde poder dar de alta cualquier incidencia que pueda encontrar el habitante. Aún siendo ambas buenas opciones, quizá la aplicación móvil favorece la inmediatez, ya que se pueden adjuntar imágenes de la incidencias in situ y dejar constancia de ella en ese mismo momento. 

En cualquier caso, el portal también es otra buena posibilidad, ya que nos permite las mismas funciones que la versión APP, pero en un entorno web. 

Una de las condiciones que deben de tener ambas herramientas es que tienen que ser muy sencillas en su manejo. Han de ser muy intuitivas, con pasos muy simples para completar el proceso. Hay que ser conscientes que el usuario potencial de estas herramientas puede ir desde un usuario experto, hasta gente de edad más avanzada con menos soltura a la hora de usar estas tecnologías. 

Otras de las grandes ventajas de esta aplicación móvil, aparte de la de informar de cualquier eventualidad, es la de realizar un seguimiento a cada uno de los estados por los que va pasando el proceso de resolución sin tener que visitar la una página web. Esto es realmente importante, ya que el ciudadano puede evaluar la capacidad de respuesta del ayuntamiento o entidad pública responsable de la solución de forma rápida. 


Panel de control 

Todo este torrente de incidencias comunicadas por el ciudadano deben de estar gestionadas correctamente. Para ello, se precisa de un panel de control potente y eficaz para una correcta organización de todos y cada uno de los avisos que se registran a través de la APP y del portal. 

Este panel de control tiene varias funciones: 

  • Recopilar correctamente todas y cada una de las incidencias, procurando confirmar que son correctas, adecuadamente categorizadas, procedentes y que son de responsabilidad pública. 
  • Una vez revisadas, gracias al panel de control se podrá asignar la resolución a un profesional especializado que se encargará de solucionarla. 
  • Al mismo tiempo, este panel de control, conforme vaya pasando la resolución por diferentes estados, irá informando al ciudadano de las novedades
  • El panel de control también sirve para mantener una correcta comunicación entre la administración central con los ciudadanos y los técnicos responsables de la resolución del problema. Gracias a esta vía de comunicación, se puede solicitar información extra a los ciudadanos o dar instrucciones a los técnicos. 

App para el operario 

El objetivo fundamental de todo este sistema de gestión de incidencias para una Smart City es, evidentemente, solucionar el problema correspondiente. Y claro, al final, quien tiene que reparar o arreglar esa incidencia es algún trabajador especializado. Ahora bien, ¿ cómo informamos al operador de las labores que tiene que desempeñar? Pues con una APP sincronizada adecuadamente al panel de control central que le irá asignando cuales son las reparaciones que tiene que llevar a cabo. 

A través de esta aplicación móvil se le facilitarán datos tan importantes como la ubicación de la incidencia, alguna fotografía de la misma y una breve descripción. En el momento en el que el operario recibe este aviso, se pone manos a la obra, confirma que comienza el proceso de resolución y el estado de la incidencia cambia. 

Otra utilidad muy importante es el de realizar un pequeño informe con ciertos datos importantes, tan importantes como el tiempo que se ha necesitado para su resolución, fecha de comienzo, fecha de final… 

Todos estos datos serán muy importantes como veremos más adelante para realizar.


Estadísticas

Si bien un sistema de este tipo tiene como objetivo la resolución de problemas, pero no podemos desperdiciar la cantidad de datos que se pueden recopilar. Así que la recopilación y la interpretación de la enorme cantidad de datos que se almacenan en nuestro panel de control, se convierte en un eslabón primordial para la gestión de incidencias en una Smart City. 

Todos estos datos, correctamente analizados, nos pueden dar información que nos permita tomar decisiones para optimizar y mejorar el correcto funcionamiento de la localidad. 

Conclusiones valiosas como: que mobiliario tiene más desperfectos, cuanto tiempo duran los arreglos realizados, que zonas del municipio tiene más incidencias, que tiempo medio necesitan ciertos profesionales para arreglar los desperfectos, cuales de ellos tardan más o menos, qué edificios públicos suelen tener desperfectos con más asiduidad… 

Todos estos datos son muy importantes, ya que permiten llegar a una serie de conclusiones muy valiosas que se traducen en una serie de acciones que mejoran la eficiencia y que convierten a cualquier localidad en una auténtica smart city

Aplicaciones de gestión de incidencias para Smart City

Hoy en día existen varias opciones para implementar este sistema, pero queremos recomendaros la que consideramos que es una de las más completas del mercado. 


Note City

Smart Peach, una empresa española, ofrece la que consideramos una de las mejores opciones del mercado. Su aplicación llamada NoteCity, es una auténtica navaja suiza que integra todas y cada una de las funcionalidades que, como hemos visto, debe de tener un sistema de incidencias para Smart City.  

Aquí tienes un video resumen donde podrás ver todas sus funcionalidades.